¿Existe el kitsch canario?

Esta imagen (pulsar sobre ella para verla mayor) pertenece a un guachinche (una especie de restaurante humilde que existe en las Islas Canarias) de Tenerife. Todo este abigarramiento de iconos y estampas religiosas, de frases ingeniosas, horteras e ingenuas, de flores de plástico, de calendarios y escudos deportivos, de recortes de prensa y de programas de fiesta forma parte de la decoración habitual de numerosos negocios diseminados por nuestros campos. Una estética barroca que habitualmente pasa desapercibida a nuestros ojos isleños, pero capaz de competir en originalidad y tradicionalismo con las de Latinoamérica o las orientales.

Gran parte de la identidad canaria tiene su reflejo en estas paredes que, a buen seguro, los artífices de la cosa turística y de la modernidad atorrante eliminarían de raíz. Pero, queramos o no, ésa es, precisamente, una parte de nuestra raíz, la que nos mantiene sujetos a nuestra cultura real, tan ajena a los papá noëles, a los toros y a los hallowines.

Un comentario sobre “¿Existe el kitsch canario?

Agrega el tuyo

Enriquece este artículo con un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: