Imagen robada de una vieja escuela

manuelmoramorales_La_vieja_escuela

Una imagen vale más que mil palabras: así eran nuestras escuelas hasta hace pocas décadas. Por desgracia, no todos los pueblos pueden decir, hoy, que aquellos tiempos escolares fueron peores.

En gran parte del mundo, la escuela que vemos en esta imagen no es un recuerdo, sino una aspiración difícil –a veces, imposible– de convertir en realidad.

En ocasiones, perdemos la perspectiva temporal y no somos capaces de valorar nuestros avances culturales, porque la velocidad impuesta a las sociedades de consumo nos inclina a juzgarlo todo desde el corto plazo.

Como método de venta, se nos incita a pensar que quien no es un consumidor de productos informáticos no puede tener cultura, que quien no domina el Microsoft Word es un analfabeto, que quien no posee un televisor digital en su casa vive en la más absoluta ignorancia,…

Otras veces, es la falta de perspectiva espacial la que nos impide evaluar con mesura a otros pueblos alejados de nuestros ombligos culturales y económicos. Y llegamos a creer que los avances culturales  son globales, que las mejoras educativas alcanzan a todos los países, cuando, en estos momentos, más del 15% de la población mundial es analfabeta.[1]

No es tarea fácil, pero hay que remontar el vuelo más allá del ruido mediático de los noticieros, de los espacios publicitarios y de los mítines, para juzgar con cierta proyección las transformaciones que suceden en  los países y en los individuos. Y donde digo juzgar, también quiero decir arrimar el hombro.

Quizás, por esas razones, me gustan tanto los poemas de Juan de la Cruz, aquel fraile perseguido a sangre y fuego por la Inquisición, aquella institución que era, a la vez, el principal enemigo del pensamiento libre y el mayor emporio informativo de su época.

Cuanto más alto llegaba
de este lance tan subido,
tanto más bajo y rendido
y abatido me hallaba;
dije: ¡No habrá quien alcance!
Abatime tanto, tanto,
que fui tan alto, tan alto,
que le di a la caza alcance.

 ____________________

[1] Entre los objetivos de la UNESCO se encuentra lograr que para  el 2030  haya 9 años de educación primaria obligatoria en todo el mundo. Para mayor información, ver el  “Documento de posición sobre la educación después de 2015“, recientemente publicado por la UNESCO (2014).

También puede consultarse el Mapa interactivo de niños no escolarizados, del Instituto de Estadísticas de la UNESCO.

Captura de pantalla 2014-07-23 a la(s) 08.57.17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s