La Roma que conoció Ruiz de Padrón (3). Fotos y comentarios

Click aquí para entrar en el facebook de Manuel Mora Morales

Continúo insertando fotos de la Roma que, a caballo entre los siglos XVIII y XIX, visitó Antonio Ruiz de Padrón, Diputado canario en las Cortes de Cádiz y adalid de la abolición de la Inquisición española.

El próximo día 9 de noviembre se cumplen 254 a ños de su nacimiento y, el 18 de diciembre, 200 años de su entrada en las Cortes de Cádiz y de su firma en el texto constitucional que se publicaría en marzo de 1812.

Fuente en la Piazza Navona. Impresionantes grupos escultóricos están repartido en esta populosa plaza romana.

Fuente en la Piazza Navona.

Fuente de los Tritones, en la Piazza Navona.

Detalle del grupo escultórico de la Fuente de Neptuno, en la Piazza Navona.

Acordeonista callejera, habitual en la Piazza Navona.

Fuente en la Piazza Navona.

Piazza Navona, con su obelisco al fondo y la iglesia de Sant’Agnese in Agone, a la derecha.

La miseria convive junto al boato civil y eclesiástico, realzándose mutuamente. Nos harían falta muchos Antonios Ruiz de Padrón para terminar con este estado de cosas.

Campanario de la iglesia de Sant’Agnese in Agone.

¿Las monjas se jubilan?

Niños y agua, una atracción sin límites.

Las llaves de San Pedro, bien custodiadas por un par de anguilas. Ruiz de Padrón fue un defensor de la autoridad episcopal frente a grupos de poder religioso como los inquisidores y ciertas órdenes religiosas.

¿Solemne o trágico?

Caballo atrapado en una fuente.

Paloma sobre una rodilla de mármol.

Una de la miríada de estatuas de madonas que ornamentan Roma.

El dragón en su fuente.

Cuerpo y alma.

Con la boca seca.

El monstruo feliz.

Dos mujeres sentadas junto a la puerta verde.

Escultura a la entrada del Palazzo Altemps. Museo Nazionale Romano.

Una de las amplias avenidas que ya existían cuando Ruiz de Padrón residió en la ciudad.

Fuente y señal de tráfico con graffiti.

En Roma, siempre hay unos ojos de mármol que te observan.

Si no el alma, las piedras atrapan la memoria.

Fontana de Trevi, a mediodía.

No importa cuantos restaurantes abran sus puertas en la ciudad antigua: todos estarán llenos de turistas en las noches estivales.

Iglesia de Sant’Andrea della Valle.

Coliseo.

Colina Palatina.

Arco de Constantino, junto al Coliseo.

Palatino.

Basílica de los Santi Giovanni e Paolo, cercana al Coliseo.

Domus Augustana.

El Palatino, con el Circo Massimo en primer plano.

Templo de Saturno.

Iglesia de los santos Lucas y Martina, junto al Foro Romano.

En Roma se excava continuamente, buscando la memoria del Imperio perdido.

Detalle en una escultura, junto al Foro Romano.

Foro romano.

Templo de Saturno.

Foro.

Otras perspectiva del templo de Saturno, con la iglesia de los santos Lucas y Martina.

Estatua en el Foro.

Palacio del Senado.

Gaviotas y esculturas sobre el Palacio del Senado.

Escultura en la plaza del Senado.

Escultura en la plaza del Senado.

Estatua de bronce en la escalinata dell’Arce Capitolina.

Foro de Trajano.

Castañas asadas, a la venta en la calle.

Iglesia del Santa María de Loreto.

Sepulcro en la iglesia de San Pietro in Vincoli.

Moisés de Miguel Ángel, en la iglesia de San Pietro in Vincoli.

Moisés de Miguel Ángel.

Escultura del Ángel de la Muerte en la iglesia de San Pietro in Vincoli.

Interior de la iglesia de San Pietro in Vincoli.

Palmeras en el patio de la Universita’ Degli Studi Di Roma “La Sapienza – Facoltà di Ingegneria”.

Jóvenes romanos juegan al fútbol, con el Coliseo como fondo.

CONTINUARÁ EN…

La Roma que conoció Ruiz de Padrón (4)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s