Cho Vito. 2

CHO VITO : una interpretación de la esperanza.

CHO VITO es un grupito de casas, propiedad de gente humilde, que está siendo derribado porque entra dentro de la demarcación de costas, de acuerdo con la nueva ley. Sin embargo, cuando se edificaron, la ley permitía edificar en esa zona.
Aún estando de acuerdo con que debe regenerarse la costa, lo triste del caso es que otras edificaciones en iguales condiciones no se están derribando. Son las que pertenecen a personas o grupos con poder económico o político.

¿POR QUÉ HA DEBIDO CONSERVARSE CHO VITO?

CHO VITO tiene un indudable interés etnográfico, como lo reconocen informes emitidos por la Universidad de La Laguna.

CHO VITO albergaba a familias que no tenían otra casa y ahora están en la calle.

CHO VITO representa lo humilde frente a lo opulento y era una buena ocasión para demostrar que la ley –es decir, la justicia- y el poder político no están siempre del lado del más fuerte.

LA ESPERANZA

CHO VITO ha estado luchando por su sobrevivencia durante muchos años. Ahora sus vecinos han perdido una importante batalla. ¿Y mañana?
Por increíble que parezca, en medio de las palas mecánicas que han reducido a polvo las casas, muchas de estas personas continúan diciendo que Cho Vito sobrevivirá, que ahora debe reconstruirse lo que se ha roto,

EL CORTOMETRAJE

Realmente, todo este asunto me ha impresionado, igual que a otras miles de personas. No he podido menos que recordar la esperanza de un poeta: las naranjas (la libertad) de los poemas de Pedro García Cabrera: la mano metida en el mar esperando encontrar naranjas… cosa que la mar no tiene. Ése es uno de los elementos de este vídeo.

Otro elemento es Marylin Monroe, que se mueve todo el tiempo detrás de las otras imágenes. El contrapunto a la esperanza: lo tiene todo, menos el futuro. Esta Marylin está filmada a la entrada de un restaurante de la ciudad turística Playa de las Américas.

La Playa de las Américas aparece en buena parte del vídeo: edificios de una odiosa estética, amontonados junto al mar, que parecen gozar de una impunidad total para afear el paisaje, sin dejar siquiera un beneficio económico apreciable a los isleños. Excepto, naturalmente, a los pocos dueños de las empresas de construcción.

Las imágenes de Cho Vito que aparecen en el vídeo son una alegoría de su destrucción que deja al descubierto la cara trágica de la desesperanza que nos trae el falso progreso.

No quiero extenderme demasiado en explicar este trabajo, espero que los guiños, envueltos en la música y en buena parte las imágenes alcancen su objetivo de expresar mi subjetiva forma de interpretar los hechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s