¡Con las profecías no se juega!

Es una historia increíble, pero cierta, que se puede comprobar fácilmente. Trata de un cuadro profético, pintado por el famoso pintor rumano Victor Brauner, en quien terminó cumpliéndose su propia y funesta profecía.

El disparatado descubrimiento de la isla de Madeira

Nadie creería lo que aquí se cuenta si no existieran tantos testimonios escritos sobre el descubrimiento y el desembarco de los portugueses en la isla de Madeira, al mando de un capitán tuerto, que creía estar traspasando las puertas del Infierno. No se pierdan esta curiosidad tan poco conocida que también relata otras curiosas anécdotas.

El cuadro maldito

Este cuadro fue pintado en París, tiene relación con Canarias y está embrujado. Al menos, así lo pensó mucha gente, en la década de 1930, con toda la razón del mundo. Les cuento una historia increíble, pero cierta y que cualquiera puede comprobar fácilmente.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: