El tango: entre la procacidad y el puritanismo (I)

Al principio, los tangos se bailaban entre hombres y, al pasar a los burdeles, se incorporaron las mujeres. Alcanzaron su apogeo entre los años 1920 y 1940. Sus textos van del más rancio puritanismo al lenguaje más procaz. Por ejemplo, se canta al órgano sexual masculino –tango "El clavo"–, al orgasmo de la mujer –"El fierrazo"– y hasta a cierta desgana por levantarse de la cama –"Déjala morir dentro"–.

Casa Nelson, un guachinche que se sale

El guachinche Casa Nelson, en Santa Cruz, es una de las experiencias culinarias más sabrosas y satisfactorias que pueden encontrarse en Tenerife. Este maravilloso local se encuentra situado junto al barranco de Santos, frente al Museo de la Naturaleza y el Hombre.

A propósito del Barça-Madrid, o ¿El fútbol es la continuación de la religión por otros medios?

odría afirmarse, parfraseando a Karl von Clausewitz, que el fútbol es la continuación de la religión por otros medios. Y es que las creencias deicistas que antaño dominaron el mundo, ahora son pecata minuta, comparadas con el deporte rey.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: