Etiqueta: san bernardo

Leer Más
Blog de Manuel Mora Morales

Cupido y la Venus de la Leche

En este óleo de Rubens, titulado «Venus, Marte y Cupido» se aprecia cómo la diosa del amor alimenta a su hijito Cupido lanzando a su boca un chorro de leche. Marte, amante clandestino de Venus y padre putativo de Cupido, observa el banquete de su hijo. El interés de este cuadro, junto a la obra «Paz y Guerra», hay que valorarlo teniendo en cuenta las muchas representaciones de la Virgen de la Leche que envía chorros lácteos a diversos receptores, como San Bernardo, las almas del purgatorio, etc.

Las inundaciones sufridas por los isleños canarios en 1927 y una canción de Randy Newman

Nada más deplorable que la actuación felona de las autoridades de Nueva Orleans, espoleadas por los banqueros, volando los diques de contención e inundando las tierras de Plaquemines y San Bernardo Parish: Poydras, Caernarvon, Violet, Delacroix Island,… Entonces, Randy Newman compone una canción irónica con la frase siguiente: «El Presidente dice: Pequeño hombre gordo, ¿no es una vergüenza lo que el río ha hecho a estas pobres tierras de mierda?»

Sobre cómo llegó a cantar Bob Dylan una canción sobre la inundación que sufrieron los Isleños canarios de Luisiana en 1927

Muchos años después, Bob Dylan rememoraría la canción High Water, en que se narra la gran tragedia de la inundación de 1927. Este blues, titulado originalmente High Water Everywhere, fue compuesto por el cantante negro Charley Patton, el cual llegó a grabar una versión discográfica que aún se conserva. En el año 1927, hubo una gran crecida del río Misisipi. El día 15 de abril, cayeron 380 mm de lluvia sobre Nueva Orleans y más de un metro de agua cubrió las calles de la ciudad. El nivel del vecino lago Pontchartrain subía, si bien el peligro de inundación grave no era inminente todavía.

Foto de Isleño de Luisiana, en la primera mitad del siglo XX

Isleño de Luisiana, descendiente de la emigración de canarios (1778-1783), durante el reinado de Carlos III. La foto data de 1939 y se tomó en Delacroix Island, un pueblo de pescadores y tramperos, ubicado en San Bernardo Parish, junto al río Misisipi y a la ciudad de Nueva Orleans. Este hombre, como sus vecinos, no sabía hablar inglés. La comunicación era en el mismo español que se hablaba en las Islas Canarias en el siglo XVIII.

Este jueves, día 19 de abril de 2012, se estrenará la primera película emitida en directo por Amazonas Films, en su canal de YouTube. Se trata del primero de cinco documentales sobre los canarios del Misisipi, de media hora de duración, realizados expresamente para YouTube, que se podrán ver ‘on line’.

FICHA TÉCNICA

Título: Historia de los canarios de Luisiana (1)
Capítulos: 5
Duración de cada capítulo: 30 minutos
Idioma: español
Guión y dirección: Manuel Mora Morales
Producción: Amazonas Films – Editorial Malvasía
Fecha de producción: 2005-2012
Localizaciones: San Bernardo Parish, Baton Rouge, Napoleonville, Bayou Lafourche, Donaldsonville, (Luisiana, Estados Unidos), Islas Canarias.
Emisión: jueves 19 de abril (21:00 h. canaria; 22:00 h. española; 15:00 h. Luisiana)
Canal de emisión: youtube.com/AmazonasFilms

La serie narra la historia de los cuatro mil canarios que se establecieron en Luisiana, a finales del siglo XVIII, y de sus descendientes, que continúan en el mismo territorio. Lo extraordinario de este pueblo, emigrado de las Islas Canarias, al sur de los Estados Unidos es que todavía conserva muchas costumbres y el habla que llevaron sus antepasados.

Llegué por primera vez al territorio de los Isleños o Islanders de Luisiana, en el año 2005, poco antes del huracán Katrina, y pude recoger imágenes y testimonios que ya han desaparecido para siempre, tras la catástrofe sobrevenida en las tierras isleñas, en las afueras de Nueva Orleans.

Volví a filmar después del Katrina. Todo había cambiado: el medio ambiente había sido arruinado por los vertidos de petróleo procedente de las refinerías, las familias estaban dispersas cuando no diezmadas por la muerte o la enfermedad, las casas  y los medios de vida también había desaparecido, las escuelas permanecían cerradas y no existía un solo establecimiento abierto para comprar víveres de primera necesidad…

Sin embargo, estos documentales quieren contar mucho más que eso. He intentado recuperar cuantas imágenes e informaciones me ha sido posible para reconstruir la historia de este pueblo que busca desesperadamente sus propias raíces en un archipiélago clavado al otro lado del océano.

Éste es el trabajo que deseo mostrarles en estas emisiones en directo, en idioma español. En el mes de mayo, también podrán verlos en inglés.

Esta modalidad de emisión, tiene la ventaja de que los espectadores puede ir interactuando con sus comentarios, los cuales intentaré moderar en la medida de lo posible. Les espero.

Luisiana y la Fiesta de los Isleños, en el Bicentenario

Enviado por el actual presidente de Los Isleños Heritage and Cultural Society, Lloyd Serigne, el entrañable Wimpy, me ha llegado el programa de los actos a realizar en el Museo de los Isleños y los hermosos terrenos aledaños. De todo corazón, recomiendo a quien se encuentre en los Estados Unidos o tenga la posibilidad de realizar el viaje que no lo dude en asistir a esta fiesta, si se le ofrece la oportunidad. Con seguridad, se va a llevar una de las más hermosas sorpresas de su vida, además de recibir la cálida bienvenida una costumbre que no han perdido los Isleños del Misisipi.

Un isleño con 200 años de historia

Wimpy Serigné se expresa con el habla canaria del siglo XVIII, porque sus antepasados supieron guardar muy bien el dialecto español que algunos miles de isleños llevaron a las tierras pantanosas de Luisiana. Los gobernantes, los pequeños académicos de la lengua y todos los habitantes de las Islas Canarias deberían cuidar a Wimpy como su principal tesoro nacional, porque es uno de los últimos “Islanders” de Luisiana que conservan esa reliquia lingüítica del pasado que está a punto de desaparecer para siempre.

Isleños, Acadianos y la canariedad en Luisiana

La comunidad canaria en Luisiana es más numerosa de lo que a primera vista se podría creer. Desde las pantanosas tierras de San Bernardo a los bayous de Valenzuela hay miles de personas que descienden de aquellos isleños que llegaron a estas tierras de huracanes y mosquitos a finales del siglo XVIII. También arribó otra comunidad, tan pintoresca como la canaria: la acadiana, procedente de Francia y Canadá, auténtica pesadilla de la monarquía gala que no lograba contener sus deseos de libertad y democracia. Una buena parte de ambas comunidades hoy se encuentra tan mezclada que hasta sus respectivos dialectos se han juntado en un habla tan complicada y sabrosa como sus famosos guisos. Ésta es mi experiencia con miembros de ambas comunidades.