¡Con las profecías no se juega!

Es una historia increíble, pero cierta, que se puede comprobar fácilmente. Trata de un cuadro profético, pintado por el famoso pintor rumano Victor Brauner, en quien terminó cumpliéndose su propia y funesta profecía.

El cuadro maldito

Este cuadro fue pintado en París, tiene relación con Canarias y está embrujado. Al menos, así lo pensó mucha gente, en la década de 1930, con toda la razón del mundo. Les cuento una historia increíble, pero cierta y que cualquiera puede comprobar fácilmente.

Óscar Domínguez en el Guggenheim, más allá de la muerte y de la ignorancia

De golpe, en menos de un minuto, quedé convertido en eso que los cursis han llamado un rendido admirador, en este caso, del pintor tinerfeño Óscar Domínguez. Dos o tres veces, abandoné otras salas para regresar a la que contenía las dos obras del surrealista canario para quedarme, con los ojos abiertos como cherne, escaneando centímetro a centímetro los dos lienzos. Y diciéndome que bien valió la pena recorrer tres Guggenheim para experimentar este placer y este orgullo de ser compatriota archipielano del ahora fabuloso don Óscar, el de Tacoronte.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: