Cuando telefoneó, todavía la flor seguía allí

¿Puede un objeto o un ser animado cruzar la puerta entre los sueños y la realidad? Ésta es una historia cierta que hoy me dejó perplejo nada más despertar.

Monterroso, el dinosaurio y la Arcadia

Ayer, en el post más depresivo que recuerdo haber escrito, nombré a Augusto Monterroso (1921-2003), el escritor hondureño que estuvo muchos años exiliado en México, autor de un cuento con fama de ser el más corto del mundo: "Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí." Ciertamente, es corto, pero no muy original, pues se trata... Leer más →

Óscar Domínguez en el Guggenheim, más allá de la muerte y de la ignorancia

De golpe, en menos de un minuto, quedé convertido en eso que los cursis han llamado un rendido admirador, en este caso, del pintor tinerfeño Óscar Domínguez. Dos o tres veces, abandoné otras salas para regresar a la que contenía las dos obras del surrealista canario para quedarme, con los ojos abiertos como cherne, escaneando centímetro a centímetro los dos lienzos. Y diciéndome que bien valió la pena recorrer tres Guggenheim para experimentar este placer y este orgullo de ser compatriota archipielano del ahora fabuloso don Óscar, el de Tacoronte.

Borges, el dinosaurio y yo, veinticinco años después

En el 25 aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges, lcierto es que debo contradecir a Augusto Monterroso, afirmando que cuando el dinosaurio despertó, Borges aún continuaba allí.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: