Etiqueta: discurso

Leer Más

Ruiz de Padrón, foto a foto (3ª entrega: Filadelfia, Estados Unidos)

La tercera entrega está dedicada a Filadelfia, capital de los Estados Unidos durante los años que Ruiz de Padrón permaneció en ella.

Como relata la novela El discurso de Filadelfia (Editorial Malvasía, 2016), Antonio Ruiz de Padrón participó en las principales tertulias de la ciudad y trabó amistad con George Washington y Benjamín Franklin. Durante su estancia se redactó la Constitución de Estados Unidos, de manera que estuvo en el momento oportuno y en el lugar indicado para observar de cerca cómo se verificaba una de las revoluciones que más han influido en el mundo actual: la Revolución Americana.

Ruiz de Padrón alcanzó fama en los Estados Unidos cuando pronunció su famoso sermón sobre la Inquisición española, denunciando sus abusos y atropellos con una valentía que le valió el respeto de la nueva nación y de sus líderes.

Leer Más

Ya está disponible la novela histórica “El discurso de Filadelfia” en formato e-book

La gran aventura de Ruiz de Padrón en América está disponible para los lectores desde el día 23 de abril de 2016, coincidiendo con la celebración del Día del Libro y del cuarto centenario de las muertes de Cervantes y Shakespeare.
El protagonista de la novela “El discurso de Filadelfia” es Antonio Ruiz de Padrón, un joven canario que viajó a Estados Unidos, se hizo amigo de los líderes de su Revolución, como Franklin y Washington, asistió a la redacción de la Constitución americana, combatió la esclavitud en Cuba,…

Leer Más

Pues lo que es poner en valor [sic] y otras aberraciones político-gramaticales

Ni soy un purista de la lengua ni siquiera presumo de hablar o escribir con absoluta corrección; sin embargo, siento una enorme vergüenza ajena cuando escucho a los responsables políticos de la cultura. Un sonrojo debido al pensamiento de que sus infinitas patadas a la gramática evidencian que no son merecedores de ocupar un puesto que debería desempeñar otra persona medianamente culta. Uno termina preguntándose qué barbaridades cometerán en su gestión cultural si no saben construir una frase gramaticalmente correcta. Qué tristeza.