Canarios de Nueva Orleans

20582754_1199611986851212_6946588956754444288_n

Esta pareja que fotografié en Saint Bernard Parish (cerca del río Misisipi), en el año 2005 –poco antes de llegar el huracán Katrina–, forma parte de los descendientes de la inmigración canaria a Luisiana en el siglo XVIII. Estos descendientes continúan hablando español con el mismo acento que sus antepasados. 
Conocidos como los Isleños (Islanders), los habitantes de los asentamientos canarios en Luisiana son los descendientes de algo más de dos mil canarios que fueron trasladados a esa región por Carlos III, entre 1778 y 1784. Allí se dedicaron a la agricultura y, aunque permanecieron en esas mismas tierras cuando los Estados Unidos las anexaron, una parte de ellos se aisló lo suficiente como para continuar hablando el mismo dialecto canario del siglo XVIII que llevaron sus antepasados.
Es decir, los canarios tienen en el Sur de los Estados Unidos una reserva lingüística de hace más de dos centurias y bastan algunas horas de avión para que uno se sienta transportado por la máquina del tiempo y sostenga una conversación con las mismas palabras que pronunciaban los abuelos de nuestros bisabuelos. Un tesoro inconmensurable que ahora mismo corre peligro inminente de desaparecer.
Cuando España abandonó Luisiana y Florida Occidental, a principios del siglo XIX, el contacto con los colonos canarios sólo se mantuvo desde la ciudad de Cienfuegos, en Cuba. Con posterioridad, estos vínculos también se perdieron y los descendientes de canarios llegaron a olvidar de dónde procedían sus ancestros. No obstante, continuaron hablando español y no quisieron comunicarse en inglés hasta el año…
Para saber más, sobre esta curiosa comunidad, ir a 
https://manuelmoramorales.com/05-canarias/luisiana-y-los-canarios/

Anuncios

INVITACIÓN A PRESENTACIÓN

INVITACION PRESENTACION TENERIFE 2

Tengo el placer de invitarles a la presentación de mi última novela, “El discurso de Filadelfia”, sobre el ilustre canario Antonio Ruiz de Padrón.

Esta presentación se realizará el Día de canarias. 30 de mayo a las 11:30 a.m. en el Parque García Sanabria De Santa Cruz de Tenerife

Será presentada por el profesor y escritor Antonio Javier Fernández Delgado, acompañado del autor. La entrada es gratuita y forma parte de los actor organizados por la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife.

QUIÉN ERA ANTONIO RUIZ DE PADRÓN

El personaje central de este libro es Antonio Ruiz de Padrón, el canario más conocido en el mundo durante gran parte del siglo XIX.

La razón principal de esa fama se debe a su discurso sobre la tolerancia, en Estados Unidos, y a su Dictamen en las Cortes de Cádiz, que logró la derogación de la Inquisición española.

QUÉ RELATA ESTA NOVELA

Mientras se redactaba la Constitución norteamericana en Filadelfia, el joven Ruiz de Padrón asistió a tertulias y trabó amistad con Benjamín Franklin y George Washington. En ese mismo período pronunció un discurso contra la Inquisición española que fue traducido al inglés y repartido en Estados Unidos, donde causó una enorme y grata impresión.

Ese apasionante período de su vida constituye el núcleo de esta novela histórica. La novela mira el mundo ilustrado americano desde la perspectiva de un isleño, desde el punto de vista del joven Ruiz de Padrón, el mismo que más tarde sería diputado en las Cortes de Cádiz, látigo contra la esclavitud en Cuba, testigo directo de las revoluciones europeas, principal artífice de la derogación de la Inquisición española,… La juventud del protagonista (28 años) ofrece una narración dinámica y divertida que al mismo tiempo nos va mostrando cómo se forjó una nueva nación americana, que partiendo de una revolución democrática logró redactar la primera constitución republicana del mundo y establecer un gobierno surgido del sufragio universal.

DECENAS DE HISTORIA Y ANÉCDOTAS

Junto a la historia principal, se han sido recuperadas decenas de semblanzas y anécdotas. Los personajes que desfilan por la novela son de todo tipo y condición. Algunos juegan papeles muy secundarios, pero otros se agigantan y son parte esencial del relato histórico: el filósofo Benjamín Franklin, el general George Washington, el futuro arzobispo John Carroll, los presidentes Hamilton y Jefferson, el político y millonario Robert Morris, el comerciante Francisco Caballero Sarmiento, el parlamentario Gouverneur Morris, la señora conocida como Queen Morris, el músico y compositor Henri Capron, el embajador español Diego María de Gardoqui, etc.

ASÍ SE HIZO ESTE LIBRO

La novela contiene diversas capas narrativas y no siempre la voz del narrador pertenece al mismo personaje. Entre estas capas, se encuentra un relato paralelo que recorre la novela como un camino subterráneo, donde el autor revela la lucha que los escritores viven mientras escriben su obra. El lector puede acceder a las casualidades, reflexiones, dudas, frustraciones, momentos de euforia, descubrimientos, conversaciones, desánimos y sentimientos que lo asaltaron mientras construía la novela y, de esta manera, entender mejor la trayectoria vital del ilustre Antonio Ruiz de Padrón.

¿Qué fue de los canarios en la Batalla de Nueva Orleans?

Los canarios en la Batalla de Nueva Orleans

CLICK AQUÍ PARA VER VERSIÓN COMPLETA

CLICK PARA VER VERSIÓN ÍNTEGRA

BATALLA-DE-NUEVA-ORLEANS-Y-MUERTE-DE-MAKNAHAM-

El día 8 de enero de 2015, se cumple el II Centenario de la Batalla de Nueva Orleans, en la que participaron los emigrantes canarios de Luisiana y que tanto afectó a sus vidas y haciendas.
Este trascendental encuentro bélico se desarrolló a pocos metros de las viviendas de la comunidad canaria de Luisiana. La intervención de los isleños como milicianos fue determinante para el triunfo estadounidense sobre las tropas británicas.

La Batalla de Nueva Orleans fue el remate de una guerra que se inició en el verano de 1812 y finalizó a principios de 1815. Este conflicto armado comenzó con la invasión estadounidense de la la Norteamérica Británica, como entonces se denominaban los territorios situados al Norte de los Estados Unidos y finalizó en Luisiana, donde estaban asentados los canarios desde hacía más de treinta años.

Con tal fin, he preparado un amplio trabajo que narra con pelos y señales cómo participaron los isleños en la Batalla de Nueva Orleans y en las serias escaramuzas que tuvieron lugar en los prolegómenos. El trabajo está disponible en Scribd.com y se puede acceder al mismo haciendo click en cualquiera de las imágenes de esta página.

Sirva como referencia este índice:

  1. Imágenes inéditas de los isleños canarios de Luisiana
  2. Origen de la guerra de 1812
  3. La ofensiva estadounidense
  4. La respuesta británica
  5. Los bucaneros de Anthony Quinn en territorio canario
  6. Unos pescadores canarios intervienen
  7. Los espías canarios
  8. Batalla del 23 de diciembre
  9. El intento de rendición
  10. Un largometraje sorprendente
  11. De nuevo, los bucaneros
  12. El Día de Reyes
  13. Cuándo comenzó, quiénes estaban y dónde se produjo
  14. La batalla de Nueva Orleans
  15. Por qué los canarios
  16. La gran batalla
  17. El destino de Jean Lafitte, rey de Barataria
  18. Una familia canaria de robinsones en la Isla del Gato
  19. El mito norteamericano de la batalla de Nueva Orleans
  20. Bibliografía, filmografía, y discografía
Así iba uniformado el ejército estadounidense que invadió Canadá.

Así iba uniformado el ejército estadounidense que invadió Canadá.

__________________________________________________________________________

RECUERDE QUE PUEDE DESCARGAR EL E-BOOK “LOS CANARIOS EN LA BATALLA DE NUEVA ORLEANS”  EN:

https://es.scribd.com/doc/251457183/Los-Canarios-en-La-Batalla-de-Nueva-Orleans-Segundo-Centenario

(Esta versión contiene numerosas fotos inéditas de los isleños de Luisiana)

Una vieja película de Luisiana y el Blues del Gallo Bantam

Se trata de un interesantísimo documental sobre la Luisiana de los años 1830 a 1850. Se realiza un repaso por la cultura del Estado, incluyendo aspectos como la esclavitud en las plantaciones de algodón y de caña de azúcar. En esa época prevalecían en la región las lenguas francesas y españolas, aunque a esta última no se pone de relieve.

Hay que tener en cuenta que el documental se rodó en el año 1941 y los puntos de vista históricos son los que corresponden a esa época en los Estados Unidos. Naturalmente, las imágenes no corresponden a esos años del siglo XIX, cuando aún no se había inventado el cine.  La voz en en off como los diálogos de los personajes están en inglés y francés.

Creo que alguna vez he mencionado al cantante Charley Patton, autor de numerosos blues en las primeras décadasn del siglo XX. Quedan alguna grabaciones suyas. Entre mis favoritas están las dos partes de High water everywhere, compuestas a raíz de las inundaciones de 1927 en Nueva Orleans y los territorios ocupados por los Isleños canarios de Luisiana, a orillas del río Misisipi. Años más tarde, Bob Dylan cantaría una magnífica versión como homenaje a Patton.

Banty Rooster Blues es una canción entrañable que retrata la vida cotidiana en las riberas del Misisipi durante las primeras décadas del siglo XX.  Esta versión fue grabada por su creador, Charley Patton, el día 14 de junio de 1929. Abajo, también incluyo una excelente versión instrumental actual del mismo tema.

Traducción de Banty Rooster Blues (Blues del Gallo Bantam)

Voy a comprar un gallo Bantam, y a ponerlo en mi puerta trasera
Voy a comprar un gallo Bantam, y a ponerlo en mi puerta trasera
Así cuando vea llegar a un extraño, aleteará y cacareará
¿Qué vas a hacer con un gallo, si no quiere cacarear todo el  día?
¿Qué vas a hacer con un gallo, si no quiere cacarear todo el  día?
¿Qué vas a hacer con un hombre, si no tiene nada que decir?
¿Qué vas a hacer con una gallina que no quiera cloquear mientras empolla?
¿Qué vas a hacer con una gallina que no quiera cloquear mientras empolla?
¿Qué vas a hacer con una mujer, si no desea hacer nada de cuanto yo le diga?
Ah, toma mi foto, cuélgala en la pared de Jackson
Ah, toma mi foto, cuélgala en la pared de Jackson
Si alguien te pregunta: “¿Qué le ocurre?”, diles “No pasa nada, esto es todo”
Mi anzuelo está en el agua, y mi boya está flotando
Mi anzuelo está en el agua, y mi boya está flotando
Cómo puedo perder, Señor, con la ayuda recibida
Sé que mi perro anda en alguna parte porque lo oigo ladrar
Sé que mi perro anda en alguna parte porque lo oigo ladrar
Puedo hablarle a mi yegua, si  la vislumbro entre las sombras de la noche.