Categoría: Fútbol

Leer Más

EL VICIO DE MACHACAR AL PRÓJIMO

Lo que debe ponernos los pelos de punta es que una gran cantidad de estos seres violentos o que apoyan la violencia no pertenecen a grupos minoritarios ultras. Son chicos trabajadores, padres de familia, buena gente en su vida diaria; pero han sido alimentados por situaciones sociales injustas, educados en un sistema político y social sin valores morales, amamantados con un constante espectáculo televisivo que apela a la violencia como la fórmula más rápida y asequible para alcanzar el reconocimiento ajeno.

Pedro Pedrito

En comparación con lo mucho que opina la prensa de otros futbolistas, sobre Pedro Rodríguez Ledesma, jugador del C.F. Barcelona, se escribe poco y lo poco que se escribe no parece salir de unos tópicos que también son pocos: humilde, trabajador y buen compañero. Se trata de elogios, pero, tal como yo lo veo, son calificativos que se quedan en la superficie, que se limitan a repetir, una vez y otra, lo que se dijo las primeras veces que saltó al césped barcelonista, que ni siquiera tratan de sintetizar las auténticas cualidades futbolísticas del jugador canario; sino que lo inmovilizan con la etiqueta de «obrero bonachón».

La Selección de Fútbol de Irlanda o El placer de morir cantando

Los últimos diez minutos del partido de la Selección Española de Fútbol contra Irlanda me recordaron esas películas en technicolor que mostraban a los cristianos cantando cuando iban a ser devorados por los leones. Los cánticos irlandeses en el estadio Gdansk Arena contenían un no sé qué de melodía fúnebre que indudablemente pone la piel de gallina a las hordas pelirrojas que siguen a la selección verdiblanca.
En fin, es perfectamente legítimo que cada cual tenga el derecho a divertirse como quiera, siempre que no moleste a sus vecinos. Si lo que te gusta es reír, ríe; sí prefieres llorar, llora; pero si, además, te encanta llorar cantando, deberías pensar seriamente en apoyar a la selección irlandesa: no te faltarán motivos para ser feliz.