Las barbas del vecino

La gravedad de los hechos sucedidos en Estados Unidos no se debe tanto al asalto de la turba al Capitolio como a la incapacidad institucional del Congreso para destituir de inmediato al presidente que propició y alentó el ataque.

Es un mal precedente que debería poner en alerta a los países democráticos donde la ultraderecha está ganando terreno. Nunca es pronto para tomar medidas preventivas que preserven la democracia parlamentaria.

Enriquece este artículo con un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: