Por qué hablan mal de sí mismos

Ignoro qué clase de evento estaría preparando Netflix en este espacio de la ciudad de Madrid. Lo cierto es que fue la propia plataforma quien colocó este cartel con un tuit que no parece dejarla en buen lugar
Pero quien piense que ese cartel perjudicaba a Netflix se equivoca. Es la misma técnica que utilizan los populistas como Donald Trump, Bolsonaro, Abascal, etc. y que ya enunció Mark Twain hace más de un siglo: ¡Que hablen de mí, aunque sea bien! Sólo que ahora se llega a un mayor descaro: ¡Hablo mal de mí mismo para que no me olvides, imbécil!
El impacto de una frase así es mayor que un eslogan cantando las excelencias de la empresa: nos sorprende más y se nos incrusta más en el cerebro. De hecho, yo no habría tomado esta foto si no me hubiese impactado ese aparente «suicidio» publicitario.
El juego no consiste en venderte un servicio, sino el colocarte la marca en el cerebro. Así, cuando necesites el servicio, recordarás la marca y recurrirás a esa empresa.
Muchas otras entidades utilizan esta poco ética fórmula para vivir agazapadas en nuestras entretelas. Ahí tienen al banco BBVA enfadando a los consumidores más conscientes cuando muestra en Instagram vídeos con personajes de gran nivel intelectual, como Noam Chomsky, los cuales han desarrolado una visión crítica sobre los poderes financieros.
Equipos de gente sin demasiados escrúpulos morales se dedican en cuerpo y alma a buscar resquicios en nuestras mentes para anidar en ellas e, incluso, destruir nuestras defensas contra las pretensiones económicas o ideológicas de quienes les pagan sus servicios.
Estas técnicas se parecen a una vacuna. Te inyectan un discurso humanista cuidadosamente descafeinado con el fin de que tu mente lo integre sin reservas hasta que aceptes subliminalmente el planteamiento ultraliberal de quien te lo inoculó e ignores o combatas cualquier tipo de discurso ético que trate de alertarte.
Puede ocurrir que te digas a ti mismo: ¿Cómo voy a hacer caso de lo que me dice Chomsky sobre el ultraliberalismo salvaje si hace un mes él mismo estaba hablando en el Instagram de un banco?

Enriquece este artículo con un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: