La Inquisición: instrumentos de tortura

La Inquisición española era una institución en manos de la Iglesia que torturó y asesinó a miles de personas. Funcionó desde el tiempo de los Reyes Católicos (con perdón) hasta el reinado de Fernando VII, en el siglo XIX. El principal protagonista de su derogación por las Cortes de Cádiz fue el canario Antonio Ruiz de Padrón.

En la actualidad, como en el pasado, hay quien trata de edulcorar la historia de la Inquisición, aportando datos falsos sobre su actividad. Sin embargo, los archivos inquisitoriales demuestran que la Inquisición española era un cruel instrumento en manos de la Iglesia y de la Monarquía para eliminar a cualquier persona que no acatara las órdenes y el pensamiento imperantes. Los juicios eran una farsa en la que el acusado no tenía ninguna posibilidad de defenderse.

Las imágenes que incluyo muestran algunos de los numerosos instrumentos con que se torturaba y asesinaba a los reos: sin piedad, sin justicia y con la crueldad inhumana de sus miembros y dirigentes. Estos innumerables crímenes no los exime la mentalidad de la época en que se cometieron ni la historia en cualquiera de sus perspectivas.

GRANADA_ManuelMoraMorales0492GRANADA_ManuelMoraMorales0493

GRANADA_ManuelMoraMorales0515

GRANADA_ManuelMoraMorales1875

GRANADA_ManuelMoraMorales1891