Una reflexión sobre los electores que votan a los corruptos

corrupcion
“Me vino a la cabeza una conversación que había mantenido con el escritor portugués José Saramago en su casa de Lanzarote poco antes de su muerte.
–Lo que vota la gente está al margen de la corrupción –me dijo en su peculiar español–, porque la gente no tiene nada para dar, nada para ofrecer.
–¡Pero vota conscientemente la corrupción! –protesté, quizás con demasiada vehemencia.
–¡Y vota mal! ¡No sabe lo que está haciendo! A lo mejor, tampoco podemos exigir que lo sepa. Para saber lo que se está haciendo, se necesita haberlo pensado. ¡La gente no piensa! Hay una manipulación de todo y para todo.
–Pero, entonces, ¿qué actitud tomar, don José?
–Seguir andando, seguir adelante, denunciar lo que está mal. Decir a la gente que la vida no es sólo un coche, ni un campo de golf ni una piscina… La vida merecería mucho más que eso. […].”

Fragmento de: Manuel Mora Morales. “El discurso de Filadelfia”.