Incendiada la capilla de Antonio Ruiz de Padrón en Galicia

Blog de Manuel Mora Morales

Antigua ermita de Villamartín de Valdeorras (Orense, Galicia).

UN SUCESO DEPLORABLE

Alguien prendió fuego a una pequeña construcción relacionada con Antonio Ruiz de Padrón, el Abad de Valdeorras. Afortunadamente, los vecinos pudieron salvar de las llamas gran parte de la edificación.

ANTONIO RUIZ DE PADRÓN

Antonio José Ruiz de Padrón nació en San Sebastián de La Gomera (Islas Canarias), en 1757, y murió en Villamartín de Valdeorras (Orense), en 1823. Su vida se convirtió en un apasionante viaje por diversos países, ideas y movimientos religiosos, políticos y sociales de los siglos dieciocho y diecinueve. Esta figura puede considerarse, junto a la del escritor Benito Pérez Galdós, como la más relevante de su archipiélago natal.
Ningún otro personaje canario ha sido tan conocido y reconocido fuera de las islas. Fundamentalmente, su fama se debe a su labor como Diputado canario, en las Cortes de Cádiz, para lograr la derogación del Voto de Santiago y la abolición de la Inquisición Española. Aun siendo sacerdote, logró ambos objetivos. El resto de su vida transcurrió de manera novelesca.

Ruiz de Padrón fue el artífice de la construcción del Canal de Villamartín, el cual supuso un gran avance para la agricultura y que, todavía, doscientos años más tarde, conduce el agua desde un riachuelo situado en un bosque hasta las huertas del pueblo.

En 1814, cuando el rey Fernando VII derogó las leyes constitucionales, fue condenado a reclusión perpetua por el Obispo de Astorga. Años más tarde, logró la liberación. En las Cortes Constitucionales de 1820, en Madrid, Ruiz de Padrón ejerció como Diputado por Galicia.

Falleció en esta capilla que han incendiado unos desaprensivos. Sin embargo, es poco probable que sus restos se hallen enterrados en su interior.

Blog de Manuel Mora Morales

Así se encontraba el interior de la histórica ermita.

LA EDIFICACIÓN

Aunque, actualmente, estaba dedicada a cuarto de aperos de la finca, en su origen fue una capilla. Estaba situada en las proximidades de Villamartín, junto a la casa del Abad de Valdeorras y, al parecer, en su interior falleció Antonio Ruiz de Padrón, en medio de una gran agonía.

A pesar de su valor histórico, nadie se ocupó de conservar en un estado digno la antigua capilla. Tal vez, después de este atentado vandálico alguien tome cartas en el asunto y no se permita desaparecer la edificación, tal como se hizo con la antigua casa de Ruiz de Padrón cuyos muros derruidos son ya difíciles de encontrar.

Blog de Manuel Mora Morales

Hace años, cuando yo recogía información para una novela sobre Antonio Ruiz de Padrón, doña Antonia Macías, una amable vecina del pueblo, me mostraba la vieja ermita y otros recuerdos del Abad de Valdeorras.

PARA SABER MÁS

http://ruizdepadron.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s