El Greco y el vino Malvasía: un maridaje que no se ha sabido aprovechar

CandiaGreco

La ciudad de Candía y El Greco, su hijo más ilustre, que nunca renunció a sus orígenes mediterráneos.

En 2014, se celebra el cuarto centenario de la muerte del pintor Doménikos Theotokópoulos el Greco. Su isla de nacimiento, Creta, perfuma la memoria con fragancias de los grandes vinos Malvasía que Canarias entregó al mundo entre los siglos XVI y XVIII.
Las cepas originales de los afamados Malvasías canarios pertenecen a la variedad  conocida, actualmente, como Malvasía de Sitges, que también se encuentra en tierras catalanas. Al mezclarse ésta con la uva Verdejuelo, apareció una nueva y no menos sabrosa variedad, denominada Malvasía de Lanzarote.
Los vinos procedentes de estas viñas son perfumados, suaves, de sabor exquisito y muy apreciados, tanto en la actualidad como en los pasados siglos, cuando proporcionaron tanta gloria a las Islas Canarias.

candia

La ciudad de Candía, capital de Creta, cuyo mapa se encuentra en la parte inferior de la imagen.

Los Malvasías llegaron de la mano de los numerosos agricultores madeirenses que se establecieron tempranamente en el archipiélago, buscando tierras donde establecerse y trayendo con ellos la experiencia de muchos años dedicados al cultivo de la vid y a la fabricación del vino. Según Cadamosto, a Madeira arribaron las cepas de Malvasía cuando reinaba en Portugal Enrique el Navegante, el cual ordenó buscarlas en Candía, capital de Creta, ciudad hoy conocida como Heraclión, que también es la patria de Nana Mouskouri (1934), una conocida cantante compatriota de El Greco.

SJSF2

Dos cuadros diferentes de El Greco que, sin embargo, muestran a un Juan Evangelista casi idéntico, sosteniendo una copa con un dragón en su interior, que parece ser el tema central de su conversación con Francisco de Asís y con un Juan Bautista cuyas insólitas proporciones debieron de ser la inspiración de Ruth Handler, la diseñadora de la muñeca Barbie.

A pesar de proceder Doménikos Theotokópoulos  de una isla tan vinícola como Creta, sus lienzos muestran una casi total ausencia de imágenes sobre el vino. En contadas ocasiones, en su pintura puede verse alguna copa poco sospechosa de contener un buen vino. Por ejemplo, la copa que sostiene la mano de Juan Evangelista en su encuentro con su tocayo el Bautista o con el fraile Francisco de Asís: no contiene vino, sino un dragón que representa el veneno que según la tradición cristiana le obligaron a beber en prisión sin que le hiciera el menos efecto.

image

Aún, hay otro cuadro de Juan Evangelista, conservado en el Museo Nacional de El Prado (existe un lienzo similar en la catedral de Toledo), donde aparece como una figura solitaria que sostiene orgulloso la misma copa con dragón incluido, si bien en esta ocasión lo muestra en su mano derecha.

image

El cuadro “La última cena”, de El Greco, muestra una mesa grande que contiene escasos alimentos, en realidad, sólo algunos trozos de pan. Sin embargo, no pudo dejar de representar el vino, uno de los elementos esenciales de la misa, el más importante rito católico revalorizado por la Contrarreforma.

Que yo sepa, únicamente puede encontrase vino en las dos botellas que se hallan sobre la mesa del cuadro de la Última Cena. Es de suponer que vivir en Toledo bajo el reinado de Felipe II, con la perpetua vigilancia del siniestro Santo Oficio, no era precisamente una experiencia que invitara a sentirse alegre y cantar a los placeres de la vida, sino todo lo contrario. Sólo hay que mirar la enorme tristeza que destilan los maravillosos cuadros de El Greco.

EGc

Hay una bodega toledana que ha envasado 15.000 botellas de vino con la marca “El Greco”, aprovechando la celebración del cuarto centenario de la muerte del pintor para vender su producto y, al tiempo, publicitar los caldos de la zona. Una excelente oportunidad revalorizar los excelentes vinos Malvasía de Canarias que los vinateros isleños y sus representantes en las instituciones dejaron pasar sin decir esta boca es mía.

Candía y Corfú.

Arriba, la ciudad de Candía. Abajo, Corfú, otra población mediterránea que también estuvo bajo el dominio de los venecianos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s