Un texto muy especial, en el 255 aniversario del nacimiento de Ruiz de Padrón

Antonio Ruiz de Padrón y La Gomera, su lugar de nacimiento.

Hoy, se cumplen 255 años del nacimiento del diputado doceañista Antonio José de San Miguel Ruiz de Padrón, en San Sebastián de La Gomera, el día 9 de noviembre de 1757. Los signos que acompañaron esta fecha no eran muy propicios para venir al mundo: una gran plaga de langosta invadía el archipiélago canario y una epidemia diezmaba las gallinas isleñas hasta tal punto que el Conde de La Gomera había prohibido su venta fuera de su marquesado de Adeje, en el Sur de Tenerife, en un bando publicado el día 7 por el Alcalde pedáneo, Pedro Torres Martel.

Ningún agorero habría dado un solo maravedí por cualquier infante que naciera ese día.

Sin embargo, Antonio José, el nieto del escribano gomero Mauricio Armas Núñez, daría mucho que hablar y mucho que escribir unos años más tarde. Su nombre está grabado en la gran lápida de mármol que figura en la entrada de las antiguas Cortes de Cádiz, junto a las más relevantes personalidades del primer proceso democrático español. Se le reconoce, explícitamente, el gran papel que desempeñó en la demolición de la Inquisición española, el monstruo institucional que había aterrorizado a millones de personas durante siglos.

El primer texto escrito en la prensa sobre Antonio José Ruiz de Padrón apareció en una publicación madrileña en el año 1783, cuando el ilustre gomero contaba sólo 26 años de edad. Año y medio más tarde, zarparía con rumbo al Nuevo Mundo, donde emprendería una de las grandes aventuras de su vida, en la ciudad de Filadelfia. En esos momentos, allí se debatía la Constitución de los Estados Unidos de América y se revolucionaba la forma de gobernar naciones.

Este primer texto, nunca antes citado, se refiere a un discurso pronunciado por Antonio Ruiz de Padrón en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife. Primero, habló Lope Antonio de la Guerra para explicar el motivo de la reunión: premiar a los artesanos más destacados y a los autores de varios trabajos literarios. A continuación, Ruiz de Padrón, que ya era Padre Lector de los franciscanos, se dirigió a los premiados para animarles a proseguir en su empeño.

He extractado este texto de mi próxima novela Tenerife –estará publicada el próximo mes de diciembre–, en la que se describen los años que pasó Ruiz de Padrón en la isla de Tenerife. He trabajado en ella durante mucho tiempo, con el fin de recoger toda la documentación posible, relativa a esos años tan ricos en anécdotas y actividades relevantes, tanto para el archipiélago canario como para el resto del mundo.

Me agrada ser portavoz de una buena nueva: los descendientes de la familia de Ruiz de Padrón cederán al ayuntamiento de San Sebastián, uno de los salones de la casa natal del personaje. Espero de corazón que de inmediato se ponga en marcha un museo, una exposición permanente o cualquier otra instalación que recuerde al personaje más relevante que ha tenido la isla. El acto tendrá lugar el viernes, 16 de noviembre de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s