PRIMER CENTENARIO de María Montez, hija de canario y rutilante estrella cinematográfica en Hollywood. Primera parte

María Montez con su padre, el canario Isidoro Gracia García.

María Montez con su padre, el canario Isidoro Gracia García.

El día 6 de junio se cumple el primer centenario del nacimiento de la actriz canario-dominicana María Montez, súper estrella de las grandes producciones de Holywood, conocida como la Reina del Technicolor y la Sirena de Holywood, en las décadas de 1940 y 1950. Fue protagonista de Las mil y una noches, Simbad el Marino, La Sirena de la Atlántida, Alí Babá y los cuarenta ladrones, El Ladrón de Venecia,…

Su nombre de pila era María África Vidal Recio [sic]. Nació en Barahona, al sur de la isla de Santo Domingo. Una zona de fuerte inmigración canaria desde el siglo XV, en los inicios de la colonización americana, que se incrementó en la centuria siguiente, debido a la especialización de los canarios en la labores del cultivo de la caña y del refinado de azúcar.

Isidoro Gracia García, en 1912, el año que nació su hija María África (María Montez).

Isidoro Gracia García, en 1912, el año que nació su hija María África (María Montez).

Así, pues, no es extraño que el padre de María Montez también fuera un emigrante de las Islas Canarias, oriundo de Garafía, en La Palma. Isidoro Gracia García (Garafía, La Palma, 1873), viajó a Cuba, junto a su hermano Joaquín (1878), el cual lo hizo acompañado de su esposa y de su hijo Aquilino.

Sin embargo, no les fue bien a los canarios en Cuba y se decidieron a pasar a la vecina isla de Santo Domingo. Como apunta la dominicana Margarita Vicens de Morales –con seguridad, la mejor biógrafa de María Montez–, se establecieron en la población de Enriquillo, en el suroeste de la isla, donde arrendaron tierras para cultivar tabaco. Allí conoció Isidoro a Regla María Teresa Vidal, hija de un matrimonio de Baní, perseguido por motivos políticos, con la cual formó pareja sin que llegaran a casarse hasta trece años después del nacimiento de María África (María Montez). Por esta razón, los apellidos originales de la actriz fueron los de su madre: Vidal Recio, hasta que su padre la reconoció, más adelante. No conozco ninguna biografía de la actriz que haga referencia a este hecho, demostrado en la partida de nacimiento que adjunto. Todos sus biógrafos insisten en que se casaron al llegar a Barahona.

Isidoro y Joaquín lograron una concesión para exportar madera. Con este objeto, se trasladaron, con sus familias, a la cercana población de Barahona, una pequeña villa. Esta ciudad en ciernes, dedicada a la exportación maderera, fue fundada a principios de siglo XIX y la mayor parte de su población era –y continúa siendo– descendiente de emigrantes canarios. Los principales hombres de negocios eran españoles o canarios: Manuel González Sánchez, Manuel Tezano, Miguel Pons, Antonio Mota, Luis del Monte,… Además, por estas fechas, ese territorio había sido declarado “Provincia” y estaba en marcha la construcción de un inmenso ingenio azucarero por la compañía norteamericana “The Barahona Company”que prometía un interesante incremento de la economía local.

No he podido averiguar las razones que tuvo Joaquín Gracia para marcharse a Canoa para dedicarse de nuevo a la agricultura ni para que su esposa y su hijo volvieran a La Palma, en Canarias, dejándole en la isla caribeña. Sea como fuere, Joaquín continuó allí su vida y engendró una hija. Años más tarde, una nieta suya, Janet Dotel Montes de Oca, estaría como finalista en un certamen para la elección de Miss Universo, representando a la República Dominicana.

Partida de nacimiento de María Montez que demuestra que su auténtica fecha de nacimiento es 1912 y que sus padres no estaban casados.

Partida de nacimiento de María Montez que demuestra que su auténtica fecha de nacimiento es 1912 y que sus padres no estaban casados.

Por su parte, Isidoro se afianzó en su pequeño negocio de exportación de madera que complementó abriendo una tienda de tejidos. Las buenas zafras azucareras propiciaron que se estimulara el comercio y el tráfico portuario, con el establecimiento de gente de negocios de muy diversas nacionalidades. Los negocios de Isidoro también se vieron favorecidos. Comenzó a relacionarse con la colonia de españoles de Santo Domingo, a gestionar algunos papeles de emigrantes y a vestir siempre con americana y corbata. Esta vestimenta elegante y su amistad con la representación diplomática española le sirvió para recibir, en 1921, un nombramiento como Vicecónsul Honorario de España, cargo que, en realidad no le confería ingresos económicos ni poder político, pero que le prestigiaba ante la población dominicana.

Nombramiento de Vicecónsul Honorario de España del garafiano Isidoro Gracia, padre de María Montez.

Nombramiento de Vicecónsul Honorario de España del garafiano Isidoro Gracia, padre de María Montez.

Los hijos habían comenzado a llegar muchos años antes. El primero fue Isidoro Rafael. Hacia el atardecer del día 6 de junio del año 1912, nació María África, una niña pizpireta que pronto llamó la atención de sus vecinos. Desde su más tierna infancia, María tenía claro que lo suyo era ser actriz. Actuó en todos los espectáculos en que se lo permitieron y hasta se preocupó por aprender inglés, mezclándose con los hijos de los administradores norteamericanos de las plantaciones, con la mirada puesta en los Estados Unidos. Destacó en la escuela, donde sorprendía por su inteligencia, originalidad y aplicación a la lectura, afición ésta que le duró hasta el final de sus días y la convirtió en una mujer culta, con una formación muy superior a la mayoría de las estrellas de cine. Sin embargo, su actividad preferida en estos primeros años era jugar al béisbol, en la posición de pitcher.

Posteriormente, María Montez (o sus representantes) “arregló” su biografía, algo usual entre las actrices y cantantes de antes y de ahora. Afirmaba que había nacido en 1918, que su padre pertenecía al cuerpo diplomático español (sólo tenía un nombramiento puramente honorario).

La casa familiar de la calle Uruguay de Barahona, donde finalmente vivirían los Gracia Vidal, se fue llenando de hijos hasta completar la decena más uno adoptado. Además de María África, hubo otras hermanas que probaron suerte en el mundo de la interpretación o de la moda, como veremos en los siguientes artículos.

(continúa)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s