El vino canario, Jonson, Keats y el Club de los poetas muertos. CUARTA PARTE

Versos del poema Lines on the Mermaid Tavern (1612) de Ben Jonson, en una edición del siglo XVIII.

Si uno se molesta en buscar referencias al vino canario en la vieja literatura inglesa, no es imposible hallarlas en antiguas canciones o poesías que contienen términos como Canary-wine, Canary-sack, Canary o, simplemente, Sack. Lo extraordinario sería no encontrar esas palabras, teniendo en cuenta la enorme popularidad de los vinos de las Islas Canarias en Gran Bretaña.

Aunque he incluido la mayor parte de estas raras citas en un próximo volumen sobre los vinos canarios en la literatura europea y americana, que saldrá a la luz dentro de pocas semanas, sería farragoso para el lector embutirlas completas en estos pequeños artículos de un blog. Por esa razón, sólo incluyo algunos versos que en una lectura rápida, quizás, pueden resultar curiosos.

Hoy quiero traer a colación la siguiente estrofa que tiene difícil traducción al español, pero cuyos versos poseen tal especial sabor que bien vale la pena correr el riesgo intentando una libre interpretación. He aquí la primera de sus versiones:

By old claret I enlarge thee,
By canary I charge thee,
By Britam-metheglen [1], and peeter,
Appear and answer me in meeter.”
 
Para el clarete añejo, prolongo el té
Para el vino canario, cargo el té,
Para la hidromiel británica [1], y el Pedro Ximénez,
Aparece y pregúntame oportunamente.

Lo primero que llama la atención es el término peeter, que no se encuentra en los actuales léxicos ingleses. Sin embargo, algunos diccionarios antiguos lo incluyen e, incluso, explican su génesis.

Peeter resultó de contraer la frase peter-see-me. Y peter-see-me es la pronunciación popular de un tipo de vino (casualmente, sus cepas procedían de las Islas Canarias y de Madeira) denominado Pedro Ximénez. Es decir, Pedro = Peter [píter] y Ximénez = see-me [si-mí] = [píter-si-mí].

Antes de llegar a peter-see-me, se decía Peter-semine. Desde luego, hubo otras corrupciones, muy utilizadas entre las clases populares británicas, como Peterseme, Feteh-sa-meene o, simplemente, Pester.

Incluyo una segunda versión del poema (B. and Fl, Chances, v. 3), similar  a la primera:

By canary thus I charge thee,
By Britain-metheglin, and peeter,
Appear and answer me in meeter.

Para el vino canario, cargo así el té,
Para la hidromiel británica, y el Pedro Ximénez,
Aparece y pregúntame oportunamente.

Estas cancioncillas poseen el valor de ser remotos antecedentes al poema de Ben Jonson Inviting a Friend to Supper, escrito en 1612, en el que encontramos estos dos versos:

Is a pure cup of rich Canary-wine,
Which is the Mermaids, now, but shall be mine.

Es una fina copa de rico vino canario
que es de La Sirena, por ahora; pero que pronto será mío.



“La Sirena” era una famosa taberna londinense, ubicada en el barrio de Cheapside, cerca de la catedral de San Pablo, cuya fama no cesaría de crecer con los años y los poetas, a pesar de que fue destruida en el gran incendio de Londres (1666). Precisamente, en estas líneas de Ben Jonson, se inspiraría John Keats, dos siglos más tarde (1818), para componer su famoso Lines on the Mermaid Tavern (Versos de la Taberna de la Sirena) que tan populares se hicieron cuando se estrenó la película El Club de los Poetas Muertos y, aunque nadie pareció reparar que en ellos, se nombra, una vez más, el vino de las Islas Canarias:

Souls of poets dead and gone,
What Elysium have ye known,
Happy field or mossy cavern,
Choicer than the Mermaid Tavern?
Have ye tippled drink more fine
Than mine host’s Canary wine?

Almas de los poetas muertos y desaparecidos,
¿Qué Elíseo habéis conocido,
qué campo florido o qué musgosa caverna,
Más selectos que la Taberna de la Sirena?
¿Alguna vez habéis bebido algo más exquisito
Que el vino canario de mi anfitrión?

_________________________________

NOTAS:

[1] Estas dos citas evidencian que la hidromiel británica no se reducía sólo a una mezcla de agua y miel, sino que el poema alude a un tipo de bebida alcohólica fabricada en Gran Bretaña:

“Une citation de 1550: «We have good-ale, bere, metheglen, sydre and pirry» prouve, entre autres choses 1) que la Bière et la godale n’étaient pas la même chose et 2) que le metheglen devait être une «cervisia mellita» plutôt que de l’hydromel («mead»), pur et simple.” (Léo Moulin: Biére, houblon et cervoise. En “Bulletin de l’Académie Royale
de Langue et de Littérature Françaises”, 1981.)

“Mead and metheglin are, of course, the  same word. Horman, in his Vulgaria (1519), has ‘we shall drynke methe or metheglen.’ The learned and enthusiastic Worlidge, in  the second edition of his Vinetum Britannicum  (1676), describes, as I have mentioned, the  new ingenio or mill for making cyder; but I  have before me a tract which he published some years later, entitled The Most Easie  Method for making the Best Cyder (1687).” (William Carew Hazlitt: Gleanings in Old Garden Literature, 1887).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s