“Mi abuelo de Akkar”, de Antonio Abdo

Antonio Abdo

El nuevo libro de poemas, que Amazonas va a presentar en la próxima Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife  se parece poco a la producción anterior de su autor, Antonio Abdo, si no es en esa lírica robusta y penetrante que sostiene y hermana cada uno de sus versos libres hasta formar una obra sólida y bien trabada. Esta vez, Abdo se hace niño y recorre de la mano de su abuelo las calles del Tacoronte de la posguerra, camino de la barbería de Pancho –llena de pájaros y de nostalgias– y, a la vuelta, tal vez,  sentirá el olor a gofio cuando pase frente al molino de Jerónimo Miranda.

La historia familiar de Antonio Abdo Pérez, iniciada en un apacible pueblo del Líbano, atraviesa el Océano con mayúscula, se ensancha en tierras del Caribe y madura en Tenerife, durante la primera mitad del pasado siglo. Cada verso es una chispa del alma del abuelo que convoca nuestras propias memorias hogareñas, irremediablemente decoloradas por el paso del tiempo. Y es en este intercambio donde el poeta nos gana la partida para pasar a formar parte de nuestra intimidad lírica.

“Mi abuelo de Akkar”, como el prisma que descompone un rayo de luz en haces de colores, tiene muchas lecturas posibles. Entre ellas, el historiador hallará cómo era el Tacoronte de la década de 1940; el antropólogo podrá regocijarse con la descripción detallada de costumbres, personajes y vivencias; el novelista, el nostálgico y el cocinero, en fin, van a percibir olores y sabores rodeados de anécdotas, o viceversa, que terminan por arrancar la sonrisa al lector, o el apetito, que Abdo también ha sabido convertir en sentimiento lírico.

El olor a manzanas anunciaba el otoño
junto a las primerizas y nostálgicas lluvias,
en aquel Tacoronte de los años cuarenta.
Era el dorado aroma que llenaba la casa
y cubría de monte el piso de la alcoba
vacía ya de muebles para la bienvenida.
Mi abuelo, de la mano, en cada sobremesa
me llevaba a la puerta, que abría cuidadoso,
y me hacía pasar al dulce paraíso.

Anuncios

4 pensamientos en ““Mi abuelo de Akkar”, de Antonio Abdo

  1. Me interesa conocer más sobre su historia, la de Antonio Abdo. Saber de qué pueblo salió desde Líbano, dónde se encuentra, si tiene familiares que llegaron a México… En fin, espero que pueda contactarme. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s